Diferentes grados de madurez de la placenta

La placenta es un órgano que se forma en el útero durante el embarazo y se comienza a desarrollar desde que el óvulo es fecundado.

Esta ayuda a nutrir el bebé y  filtrar los desechos del bebé durante su gestación, esta va madurando conforme avanza el embarazo. Su evolución se puede clasificar en cuatro grados:

  • Grado 0: es el nivel más joven y corresponde al primer y segundo trimestre de embarazo. Se caracteriza porque la placa basal (aquella que está más cerca del útero) es igual que la placa corial (la que está más cerca del feto).
  • Grado I: corresponde a la semana 31 de gestación. En esta etapa la placenta deja de tener un aspecto homogéneo, y se ven calcificaciones en la placa corial.
  • Grado II: se desarrolla alrededor de la semana 36 y va hasta el final del embarazo. No es homogénea debido a los depósitos de calcio. La placa corial es discontinua y ondulada, y la basal ya se ha separado del miometrio (capa muscular que constituye el grueso del espesor de cuello uterino).
  • Grado III: aquellas calcificadas o envejecidas en su totalidad.

Los problemas que se pueden tener durante el embarazo es que la placenta envejezca antes de tiempo, como por ejemplo, tener una placenta grado II antes de la semana 34.

Eso puede significar que el bebé no tenga oxígeno o los nutrientes suficientes, teniendo que tener un parto prematuro.

Comenta