Gastroenteritis infantil

La gastroenteritis es una infección del estómago y del tubo digestivo y se presenta mayormente con vómitos y episodios reiterados de diarrea, es decir tres o más en 24 horas.

El pediatra Rodrigo Ríos,  señala que la causa más frecuente de esta enfermedad, son las infecciones virales aunque también puede ser producida por bacterias, parásitos y por algunos alimentos, lo que se denomina intoxicación alimentaria.

En  niños, la gastroenteritis suele ocasionarse debido al rotavirus, que puede propagarse luego de que el niño toque elementos con las manos contaminadas.

Complicaciones y tratamiento

La complicación más común de la gastroenteritis es la deshidratación, que se produce cuando el enfermo no ingiere suficientes líquidos como para reponer los que se están perdiendo a través del vómito y la diarrea.

Las señales clásicas de la deshidratación, son tener la boca y piel secas, y sentir mucha sed. En los menores, hay que poner atención a si es que tiene menos pañales mojados de lo normal.

Generalmente un cuadro de gastroenteritis va a desaparecer espontáneamente. De todos modos es necesario evitar hacer más daño al estómago y tubo digestivo manteniendo una alimentación liviana y administrando líquidos para evitar deshidratación.

¿Cómo prevenirla?

Según explica el especialista, lo principal es mantener una adecuada higiene específicamente en el lavado de manos y la limpieza de los utensilios de cocina.

Junto con ello, siempre debería usarse agua potable  para la preparación de alimentos. Si es que esta no está disponible, se puede hervir o sanitizar con unas pocas gotas de cloro.

El doctor Rodrigo Ríos, pediatra de la Clínica Vespucio aportó información valiosa para desarrollar este artículo.