Principales cuidados de los bebés prematuros

Un prematuro es aquel recién nacido que nace antes de completar la semana 37 de gestación, siendo la gestación una variable fisiológica fijada en 280 días, más menos 15 días.

Importantes etapas del desarrollo se alcanzan dentro de estas últimas semanas de gestación, por lo que al haber pasado menos tiempo en el vientre materno, los pequeños tienen un mayor desafío para poder adaptarse a la vida fuera del útero.

De acuerdo a lo que señala la doctora especialista en neonatología, Carmen Luz Gómez, “Los prematuros más pequeños, en particular los menores de 32 semanas de edad gestacional, al momento de nacer tienen más posibilidades de presentar un problema a largo plazo”.

Cuidados

Una vez que son dados de alta y la familia está preparada para recibir al más pequeño, lo más importante es que todos los integrantes de la familia adapten al bebé a los ritmos del hogar con amor y dedicación.

Se recomienda vestirlos cómodamente y evitar el uso de cosméticos infantiles, para no dañar la piel. El baño debe ser breve con agua a temperatura agradable, puede ser diario pero la frecuencia estará dada por las condiciones ambientales y los hábitos familiares.

Al tener un sistema inmune más inmaduro, los bebés son más susceptibles a contagiarse alguna enfermedad, por lo que es bueno evitar lugares cerrados con mucha gente.

En torno a la alimentación, los bebés prematuros deben ser alimentados con más frecuencia, y necesitan mucho sueño para poder crecer y desarrollarse. De esta manera tanto padres como recién nacido descansarán.

 La doctora Carmen Luz Gómez especialista en neonatología, aportó información valiosa para desarrollar este artículo.
Otros temas que te pueden interesar: