Apego con tu bebé desde la gestación

Desde que las mujeres nos enteramos que vamos a ser madres, la mayoría comenzamos a soñar con la personita que vendrá a iluminar nuestras vidas.

Nos imaginamos como será físicamente, a quien se parecerá, los momentos que compartiremos junto a ella, etc. Y es que desde el primer momento de la concepción, que todo nuestro cuerpo se revoluciona preparándose para recibir a ese hijo tan esperado.

Pero no solo debemos preparar a nuestro cuerpo, sino que también podemos empezar a desarrollar una relación de apego con nuestro hijo.

¿Y cómo podemos lograr un buen apego? 

  • Intentar tener un embarazo con los menos factores estresantes posibles.
  • Crear un ambiente de paz interior/exterior: en la medida que controlemos los factores estresantes y que incorporemos actividades de relajación, podremos estar más conectadas con nuestro bebé.
  • Llevar un diario de vida o registro del embarazo: darse el tiempo de escribirle a nuestro hijo es un muy buen ejercicio para conectarnos con él.
  • El momento del parto también es crucial para generar un apego sano y seguro con nuestro bebé: independiente de que tengas parto normal o deban hacerte una cesárea, el proceso de parto es tuyo y debes intentar participar activamente lo más que puedas.

Lo esencial para brindarle un apego seguro es demostrarle todo el amor que sientes por él y para eso la clave es cuidar tu cuerpo y tu alma.

Otros temas que te podrían interesar: