Vitamina D durante el embarazo

Durante el embarazo generalmente las mujeres se preocupan de adoptar el mejor estilo de vida posible para proporcionarle a su bebé en desarrollo todo lo necesario para que crezca sano y fuerte.

La nutrición, es sin duda la base de un embarazo saludable. Por eso, inclusive antes de quedar embarazadas, muchas mujeres empiezan a tomar vitaminas.

La vitamina D es una vitamina liposoluble que cumple un rol fundamental durante el embarazo, ya que regula las aportaciones del calcio destinado a los huesos, la concentración sanguínea de calcio y fósforo, y favorece el desarrollo normal del esqueleto del bebé.

La carencia de ésta durante el embarazo, se encuentra asociado con un aumento del riesgo de preeclampsia y de diabetes gestacional.

¿Cuál es la dosis recomendada?

La dosis mínima recomendada durante el embarazo es de 400 U.I. ó 10 mcg. por día (aprox. 1 vaso de de leche fortificada) y lo mismo durante el período de lactancia.

El exceso de vitamina D (aprox. más de 2000 U.I. diarias) puede producir toxicidad, con síntomas como náuseas, vómitos, debilidad, cansancio y dolor de cabeza.

Por esta razón siempre consulta a tu médico antes de comenzar a tomar cualquier suplemento multivitamínico.

Comenta