Qué hacer cuando los niños se pasan a la cama de los papás

Entre los 3 y los 5 años la gran mayoría de los niños son capaces de dormir toda la noche, sin despertares nocturnos.

La verdad es que todos, niños y adultos, tienen micro despertares durante la noche, que en el caso de algunos niños puede traducirse en despertar más prolongado.

En los niños de esta edad, lo más frecuente es que se levanten por miedos como pesadillas o temor a los monstruos  y eso los mande corriendo al dormitorio de sus padres.

¿Qué hacer?

El primer paso para enfrentar esta situación es determinar si los padres están a favor o en contra. Lo más importante a la hora de sacar al niño de la habitación de los adultos, es que ellos estén convencidos de que es la mejor decisión, según su estilo de crianza.

No obstante, si se ha tomado la decisión de que los niños deben dormir siempre en su cama, es importante ser perseverantes. En estos casos, lo que se recomienda es que hay que levantarse de la cama, llevarlo a su habitación.

Lo importante es no frustrarse ni ceder, pues esto puede repetirse muchas veces durante la noche.

Si lo que el niño tiene es miedo, una fácil solución es ayudarlo a descartar que existan monstruos debajo de su cama o bien dejarle la luz del pasillo encendida.

Una forma de controlar la hora a la que van los niños a despertar a sus padres, es enseñándoles que deben esperar a que el cielo esté claro, o bien que la manilla pequeña del rejos apunte las ocho.

Los niños no entienden de horarios y ésta es una forma fácil para ayudarlos.

Comenta