¿Cómo es el cerebro de los bebés?

A pesar de su enorme complejidad, el cerebro de un bebé es el órgano menos formado en el momento de su nacimiento, ya que la estrechez del canal del parto limita en gran medida su volumen.

A medida que el bebé se desarrolla, el cerebro crece de manera notoria, al igual que el resto de sus órganos, pero lo hará de una forma significativamente diferente.

Cuando un bebé nace, su cerebro es un enorme conjunto de neuronas, a la espera de formar la estructura cerebral que de adulto le permita hablar, leer, razonar y sentir todo tipo de emociones.

¿Cómo funciona el cerebro del bebé?

Algunas de las neuronas ya tienen una misión específica y su funcionamiento ha sido activado por los genes para llevar a cabo las tareas básicas para la supervivencia fuera del vientre materno, como el respirar, llorar o succionar.

Pero existen billones de neuronas que aún no han sido activadas y que tienen la potencialidad de formar parte de cualquier proceso cerebral futuro.

Más importantes que las neuronas son las conexiones que entre ellas se establecen para formar los circuitos o redes neuronales. Si bien, una neurona aislada realiza una misión simple, millones de ellas interconectadas entre sí son capaces de realizar las más complejas tareas.

Por introducir un símil, cualquier órgano de nuestro cuerpo está formado por millones de células, aunque cada célula es incapaz por sí misma de llevar a cabo la función del órgano del que forma parte.

Por tanto, el conjunto de neuronas y sus conexiones, es  lo que establece la auténtica potencialidad del cerebro humano.

Comenta