En qué fijarse a la hora de elegir anteojos de sol para niños

De acuerdo a diversos estudios médicos, el 98% de los menores no utiliza anteojos de sol. Sin embargo, estos no solamente son un accesorio de moda, sino que son muy necesarios sobre todo durante el verano.

Los ojos de los niños, al estar en desarrollo, son más vulnerables que los de un adulto y la acumulación de radiación ultravioleta incide en la aparición de enfermedades futuras a la vista.

La recomendación es adquirir los lentes de sol en lugares establecidos, asegurándose de su calidad, que sean homologados y evitar la comprarlos en la calle.

¿Cómo elegir los lentes perfectos?

Según explica la doctora Galia Gutierrez, Oftalmóloga, los ojos de los niños tienen más tiempo de exposición solar con cada vez menor protección atmosférica a los rayos UV, por lo que pueden desarrollar más precozmente catarata y eventuales daños maculares por la radiación.

También es importante que los padres sepan que los cristales de los lentes ópticos tienen filtro UV en el caso de los niños que usan lentes permanentes por algún vicio de refracción.

Para escoger una protección adecuada y que no signifiquen algún peligro, la especialista recomienda tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • Adquirir los lentes del sol solamente en tiendas especializadas
  • Fijarse que tengan filtro UV
  • Elegir el tamaño de lente que sea proporcional a la cara del niño
  • Elegir micas de calidad, ya que protegen y duran más tiempo
  • Preferir lentes de sol con la mayor protección lateral que se pueda
  • Utilizar estuches resistentes a caídas y golpes

La doctora Galia Guitiérrez, Oftalmóloga Universidad de Chile del Centro Oftalmológico Puerta del Sol, aportó información valiosa para desarrollar este artículo.