Cuándo los bebés son capaces de diferenciar idiomas

Hoy en día cada vez es más usual saber más de un idioma, por lo que hay padres que deciden comenzar con esta enseñanza desde que los niños son pequeños. Pero, ¿cuándo es el momento de comenzar?

Los niños son capaces de aprender un nuevo idioma con mucho más facilidad que los adultos o los adolescentes. Es por ello que actualmente los educadores piensan que mientras antes comiencen los niños a aprender un segundo idioma, mejor podrán asimilarlo como propio y llegar a ser bilingüe.

Al contrario de lo que se piensa, si un niño es educado en dos lenguas desde pequeño, no se produce confusión o retraso en el aprendizaje.

El momento ideal

A los cuatro meses, los bebés son capaces de distinguir los sonidos del habla respecto de otros ruidos. Y cerca de los seis meses comienzan a balbucear y hacer sonidos, primeros indicios de que el pequeño está aprendiendo el lenguaje.

En esta etapa, ellos ya son capaces de reproducir los sonidos que componen todas las lenguas del mundo, llamados fonemas, que son alrededor de 150. Al año de edad, dejarán de lado aquellos que no usan, priorizando los que se utilizan en la lengua que se les ha enseñado.

De acuerdo a una investigación de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, los niños de 13 meses ya son capaces de entender que las personas que hablan en diferentes idiomas, ocupan distintos términos para referirse al mismo objeto y que además, no se utilizan las mismas reglas del lenguaje en uno u otro caso.

Una de las maneras en que los niños pueden aprender, además de mantenerlo en contacto constante con una segunda lengua  es a través de juegos, películas y cantos, que lo hagan entretenido para él.