Juegos para bebés según su etapa de crecimiento

Si bien los recién nacidos no interactúan mucho con su entorno, eso no quiere decir que los juegos no sean importantes desde el comienzo de su vida.

Durante el crecimiento del bebé, el juego es importantísimo para su desarrollo social, emocional, físico y cognitivo. Y la mejor manera de ayudarlo, es estimulando sus cinco sentidos: la vista, el tacto, los olores y los sonidos.

Lo importante es no sentirse desalentado, puesto que hasta los tres meses aproximadamente los bebés pueden reaccionar poco ante los crecientes esfuerzos de sus padres por conseguir una sonrisa.

¿Bailemos?

Aunque el bebé no podrá bailar por sus propios medios, los padres pueden convertir una aburrida tarde en una sesión de baile. No importa la música que usen, siempre que el pequeño se sienta a gusto, pueden moverse con ellos alrededor de la habitación al ritmo de la melodía.

Objetos entretenidos

Muchas veces, en un esfuerzo por mantener al bebé activo, los padres invierten mucho dinero en costosos juguetes, pero no necesitan objetos demasiado elaborados. Mostrarles cosas como fotografías de otros bebés y artículos al azar que haya en la casa (cucharas de madera, botellas de colores u otros), es efectivo la mayoría de las veces.

¡Se siente raro!El sentido del tacto es muy importante en el desarrollo de los bebés. Por eso, se pueden crear una serie de texturas diferentes para que ellos toquen y sientan la diferencia. Ya sea pasta cruda, algodón, frijoles, plasticina e incluso kétchup, todo es bienvenido.

Fuerte y claro

Para estimular el aprendizaje, es importante escuchar al bebé y responderle. El ritmo de “pregunta y respuesta” hará que el pequeño entienda cómo se formulan las conversaciones.