Cómo incentivar la alimentación sana en los niños

Mantener una alimentación saludable desde la infancia es vital para el desarrollo de los niños hacia su adolescencia y adultez.

La mayoría de los problemas de obesidad que vemos hoy en día, se generan en la niñez, debido a malos hábitos adquiridos durante esta etapa.

Dejando de lado la antigua costumbre de no permitir que los niños se sienten a la mesa, hoy es altamente recomendado comer en familia, ya que es un momento para ponerse al día con las actividades de cada integrante y que además le permite a los niños mirar qué y cómo comen sus papás.

Algunos consejos para incentivar una alimentación saludable son:

  • Tener un horario fijo para cada comida: que el niño sepa cuándo es hora de comida y pueda diferenciarla de los momentos de entretención.
  • Tener una variedad de alimentos saludables: lo mismo con los snacks, tener disponible solo aquellos que pueden comer y no golosinas.
  • Educar a los niños con el ejemplo: si los padres llevan una dieta nutritiva ellos harán lo mismo.
  • Evitar las peleas a la hora de la comida: no darles reprimendas o sermones, que esa hora sea agradable para todos.
  • Incluir a los pequeños en todo el proceso de comer, por ejemplo, sentándolos a la mesa con los adultos, o dándoles la oportunidad de elegir qué comer, por ejemplo, escoger la ensalada.

La alimentación saludable debe comenzar desde que al bebé se le introduce la comida sólida, cerca de los 6 meses de edad.  En esta primera etapa y durante la niñez, no se recomienda introducir sal ni azúcar a la dieta, ni productos con cafeína como bebidas cola o chocolate.