¿Cómo entender el llanto del bebé?

El llanto es la primera manera que tienen los bebés para comunicarse. Es la forma más poderosa y eficaz para conseguir la atención de sus padres.

Los bebés lloran por muchos y variados motivos, y en un principio resulta muy difícil poder descifrar el significado de estos llantos. Muchas veces no comprender cuál es el motivo de éstos puede frustrar o sobrepasar a los padres.

Y es que lo que pasa es que el bebé se está adaptando al contacto con el mundo exterior, por cierto desconocido e inhóspito luego de pasar nueve meses en un ambiente cálido y sin estímulos externos.

Por tanto, a los padres no les queda más remedio que observar y aprender a calmarlo, a medida que van conociendo el significado de sus llantos.

Cómo descifrar el llanto de los bebés:

  • “Me duele”: un llanto de dolor se manifiesta como un grito agudo seguido de una apnea y luego vienen varios llantos angustiosos seguidos de otro grito penetrante. El llanto de dolor continúa incluso después de que hayas cogido al niño en brazos.
  • “Quiero atención”: un llanto que pide atención también equivale a una súplica. Se entremezcla con conductas que buscan captar la atención de los padres, tales como sonrisas, vocalización u otros intentos de persuadir a interactuar.
  • “Tengo hambre”: el llanto a causa de hambre es un lamento con tono de súplica. Termina cuando se toma al bebé en brazos, como si ya anticipara un alivio.
  • “Siento una molestia”: la molestia es una forma más suave del llanto de dolor que cesa cuando se toma al bebé en brazos, se le hace eructar o se le atiende de alguna otra forma.
  • “Estoy cansado”:  es un lloriqueo, que pide atención y aumenta hasta convertirse en un llanto de dolor. Hay que tomarlo como parte de la descarga normal de un sistema nervioso sobrecargado al término de un día agitado.