La primera noche del bebé en casa

Generalmente uno de los momentos que más expectativas genera en los padres es la llegada del hijo recién nacido a la casa.

Sacarlo de la que fue su zona segura durante 9 meses y comenzar a vivir una vida en el exterior genera cambios para el bebé y sus progenitores.

Algunas de las preguntas frecuentes que rondan por la mente de los padres son ¿cómo se comportará mi bebé?, ¿podré cuidarlo?, ¿sabré cómo calmarlo cuando llore?, ¿cómo sabré si tiene hambre?

Es posible que algunas mamás se sientan solas frente a la gran responsabilidad de cuidar al bebé, por ello es fundamental que sientan la compañía cercana de algún familiar pareja, mamá o amigo durante los primeros días.

Algunos consejos que podrían ayudar en el cuidado del bebé en su primer día en casa:

  • Mientras el bebé duerme, la madre descansa: los bebés recién nacidos no distinguen cuando es de día y cuando de noche, por ello lo mejor para la mamá es tratar de descansar cuando el bebé esté dormido.
  • Delegar tareas domésticas: pedir ayuda con las tareas permite estar más relajada y pasar más tiempo con el bebé; además de que médicamente (sobre todo si fue parto por cesárea).
  • Ingerir alimentos adecuado: el organismo de la madre necesita recuperarse del esfuerzo realizado durante el parto, por lo tanto requerirá del consumo de calorías y necesitará los nutrientes adecuados para la lactancia
  • Restringir visitas de amigos y familiares: cuando llega el bebé a casa, es de lo más normal que se llena de para conocer al nuevo bebé. Sin embargo, es necesario establecer horario para poder disfrutar relajadamente de las visitas sin que éstas causen cansancio adicional