Cómo detectar el estrabismo infantil

El estrabismo es la desviación del alineamiento de un ojo en relación al otro, impidiendo la fijación bifoveolar.

Esta condición no permite  fijar la mirada de ambos ojos a un mismo punto del espacio, ocasionando una visión binocular incorrecta, que puede afectar adversamente a la percepción de la profundidad.

Según la Dra. Marlene Vogel, el estrabismo produce visión doble (un mismo objeto se ve dos veces) y confusión visual (cada ojo percibe  un objeto distinto). Esta situación no permite una vida normal  y, en el caso de los niños, el cerebro suprime el ojo que desvía con mayor frecuencia.

¿Cómo abordarlo?

En niños generalmente se requiere de tratamiento médico con lentes permanentes, que corrijan completamente los defectos ópticos y el uso de parches en el ojo dominante, para favorecer al ojo más afectado y obligar al desarrollo de la visión.

Sí no se logra el alineamiento, deben realizarse tratamientos quirúrgicos, equilibrando las fuerzas musculares. También, existen algunos estrabismos que pueden beneficiarse con el uso de bótox.

La doctora Marlene Vogel, del Instituto Oftalmológico Puerta del Sol aportó información valiosa para desarrollar este artículo.