Picazón durante el embarazo

Durante el embarazo es muy común que las mujeres sufran de una molesta picazón llamada prurito.

Esta condición afecta a alrededor del 20% de las mujeres embarazadas a partir del quinto mes de gestación y se localiza por lo general en la espalda, palmas de las manos y plantas de los pies, con evidente un enrojecimiento asociado.

Las causas del prurito se relacionan a la retención de sales biliares, inducida por el estrógeno que aparece durante el embarazo, lo que provoca resequedad en la piel y esta a su vez, picazón.

¿Cómo tratarlo?

Esta picazón desaparece generalmente después del parto y su tratamiento consiste en la aplicación de compresas frías en las zonas afectadas y talcos o lociones que contengan antihistamínicos (sustancias antialérgicas).

Otra alternativa es la aplicación de anestésicos locales y el uso de ropa de algodón, además de evitar el calor excesivo. De todas maneras, siempre es recomendable consultar con el médico para que oriente sobre el tratamiento.

Comenta