El yoga podría ayudar a aumentar la fertilidad

La salud física y mental, tanto del hombre como de la mujer, son fundamentales a la hora de pensar en concebir.

Una alimentación equilibrada y un buen estado físico son el punto de partida para asegurar un embarazo sano. Es por ello que practicando determinadas posturas de yoga  -el llamado “Yoga de la Fertilidad”- se puede combatir el estrés.

Dentro de sus beneficios están una mejora en la comunicación de la pareja, tanto verbal como no verbal, la reducción de la ansiedad, la relajación de la mente y el cuerpo, mejorando las energías dentro del cuerpo.

Junto con ello, este tipo de ejercicio mejora le flujo sanguíneo y linfático, además de preparar la pelvis relajándola y flexibilizándola.

Beneficios

Las posturas de este tipo de yoga están diseñadas especialmente para robustecer determinadas partes del cuerpo, necesarias a la hora de concebir.

Este tipo de yoga logra, a través de diferentes ejercicios, enfocarse en los órganos reproductores de ambos sexos, fortaleciéndolos y preparándolos para la fecundación.

Existen formas más suaves de yoga, con ritmos más lentos y metódicos, como el hata o el  kripalu yoga que son aconsejables para quienes busquen un embarazo. El Bikram o el ashtanga yoga son más exigentes y no se recomiendan en este tipo de situaciones.

Comenta