Tips y consejos cuando los niños mojan la cama

La enuresis nocturna se define como la emisión nocturna involuntaria de orina en niños mayores de 5 años de edad y en ausencia de alteraciones orgánicas congénitas o adquiridas.

Como en los varones el proceso de maduración del control urinario es más tardío, en ellos se habla de enuresis a partir de los 6 años. La enuresis nocturna primaria se refiere a aquellos casos en que nunca se alcanza el control nocturno y secundaria cuando la precede un período de normalidad de al menos 6 meses.

La enuresis es un síntoma asociado a diversas causas, que pueden ser orgánicas o funcionales, que favorecen la emisión de orina durante el sueño:

  • Fallo en el despertar ante el deseo de hacer pipí, que puede ser a la ausencia de la percepción del deseo de orinar.
  • Aumento de la producción de orina nocturna (beber demasiado en la noche, cenar abundantemente antes de dormir, niveles bajos de hormona antidiurética.
  • Disminución de la capacidad vesical funcional nocturna.

Para enfrentarlo de la mejor manera, se recomienda:

  • No enojarse: nunca hay que enojarse con los niños, tampoco culparlos, avergonzarlos, castigarlos o golpearlos
  • Darle confianza: si los hijos mojan la cama, hay que explicales que el problema es común y que no es culpa de ellos.
  • Establecer un horario miccional: lo más adecuado es que el niño orine unas 6 veces o más al día (desayuno, media mañana, comida, merienda, cena y al acostarse).
  • El niño debe realizar una ingesta de líquidos frecuente y repartida lo largo del día. Debe beber más por la mañana, menos por la tarde, poco por la noche y nada antes de acostarse.
  • Hay que evitar cenas muy abundantes, saladas y con mucho líquido. No se debe ingerir más de 200ml de liquido (sopa, agua, leche, zumo, yogurt) durante la cena.
  • En general el niño no debe permanecer más de 10 horas de sueño sin vaciar la vejiga.

Fuente: Dr. Carlos Saieh, unidad de Nefro-Urología del departamento de Pediatría de la Clínica Las Condes.