Cuándo introducir el huevo en la alimentación de los bebés

El huevo es un alimento muy importante en la alimentación complementaria del bebé, ya que proporciona una proteína de alto valor nutricional porque contiene calcio, además de todos los aminoácidos esenciales.

Hace ya 7 años que se hizo una revisión de estudios para saber qué alimentos había que ofrecer primero a los bebés, cuáles después y con qué alimentos había que esperar más tiempo.

Los resultados  demostraron que ningún alimento era mejor que otro al principio y que, en realidad, a partir de los seis meses se podía dar prácticamente cualquier alimento.

¿Por qué es peor dar los alimentos más tarde?

Cuando se empiezan a ofrecer los alimentos más alergénicos a partir de los seis meses el riesgo de que el niño sufra alergia a esos alimentos es menor.

Así, el huevo es uno de esos alimentos potencialmente alergénicos que si se ofrece antes producirá menos alergias, que si esperamos a los 12 meses o más.
¿Y si el niño tiene riesgo de alergias?

Un niño que ya padece alguna alergia alimentaria, o cuyos padres son alérgicos a algún alimento, se considera que tiene más riesgo de padecer una alergia alimentaria que el resto de niños.

En tal caso, la recomendación es la misma, pero con matices: se recomienda dar el huevo a partir de los seis meses, pero repitiendo varios días.

Cuando un niño tiene más riesgo de alergia es mejor que se ofrezca el alimento durante cinco días, sin ofrecer ningún otro alimento nuevo en ese tiempo, para tener claro que no se produce una reacción alérgica.

Sí el niño no tiene riesgo de alergia, basta con hacer la prueba durante tres días y pasar al siguiente alimento.