¿Sirve quedarse acostada con las piernas elevadas después de una relación sexual?

Cuando comienza la búsqueda de un embarazo y los resultados no son positivos, algunas mujeres buscan diferentes maneras para aumentar las probabilidades de conseguirlo.

Una de las técnicas populares que se recomiendan es que tras las relaciones sexuales, la mujer se quede un rato acostada con las piernas en alto para favorecer que la esperma llegue a las trompas de Falopio ¿realmente funciona?

Muchos profesionales de la salud apoyan la idea de permanecer en esta posición, explicando que facilita la llegada del semen al destino donde el óvulo le espera. El tiempo a esperar es relativo, algunos hablan de pocos minutos, mientras que otros sugieren que sean 15 minutos o, incluso, media hora.

No obstante, es importante señalar que no existe evidencia científica que demuestre que sirve, aunque por lógica parezca útil.

Hasta la fecha no hay ningún estudio que haya podido concluir que se trate de una técnica factible para aumentar las posibilidades de quedar embarazada. De todas formas, como no hace daño ni supone riesgo alguno, no se pierde nada con intentarlo.