Cómo enfrentar la llegada de un hermano

El nacimiento de un segundo bebé da paso a una serie de cambios y transformaciones al interior del núcleo familiar, que afecta a todos sus integrantes.

La mayoría de las veces, el más afectado es aquel que deja de ser hijo único, ya que siente que pierde la posición de seguridad que solía tener y debe compartir el espacio que antes era solo para él.

Por esta razón, por muy bien que se prepare a un niño, los afectos que tendrá hacia al nuevo integrante siempre serán ambivalentes. Los celos son el sentimiento más común y se producen porque ven al bebé como un rival o competidor.

¿Cómo manejarlo?

Es necesario permitir que el hijo mayor exprese sus sentimientos, a través de la conversación y del juego, para que recobre la seguridad nuevamente”, explica la psicóloga Paulina Palacios.

La especialista aclara que la sobre reacción de los papás ante los celos del hijo puede aumentar la hostilidad por parte de éste hacia el recién nacido.

Por eso, lo importante es ser tolerantes, intentando que el hijo mayor sienta preocupación por él, independiente de que ya no tenga el protagonismo de antes.

Una buena idea es incentivar el juego. Esto permite reconocer sus sentimientos y hacerlo participar en los cuidados del recién nacido.

Interpretar atentamente las señales que da el niño en relación al nacimiento de su hermano ayudará a la integración.

 

Paulina Palacios, psicóloga, Clínica Santa María aportó información valiosa para desarrollar este artículo.

Comenta