OPOL: método bilingüe para bebés y niños

El método OPOL fue el primer sistema que se reconoció para el desarrollo de habilidades bilingües en bebés.

Su creador observó, hace más de cien años, los resultados que se obtenían cuando cada uno de los padres hablaba al bebé en su propia lengua. La conclusión fue que se podían dominar los dos idiomas antes de los 5 años de edad.

Cómo funciona el método:

  • Es muy importante, desde su nacimiento, el niño diferencie y asocie cada idioma a una persona o a un ambiente. Es una forma de facilitar la labor del cerebro y que pueda centrarse más en el idioma.
  • La constancia y rutina son básicas, los niños están expuestos a un gran número de estímulos a diario, lo que supone tanto distracciones como información para el cerebro. Es fundamental para el aprendizaje de un idioma que no pasen más de dos días sin que el niño esté con la persona que habla en inglés.
  • Para conseguir un buen funcionamiento debe haber un mínimo de tiempo de exposición al idioma. El mínimo recomendado para la lengua secundaria es del 30 por ciento (5 horas al día).
  • El mayor inconveniente en el aprendizaje del inglés es acostumbrar el oído a los diferentes acentos que existen, como el americano y el británico. Por eso, es importante apoyarse en diferentes soportes, como vídeos o canciones, para ayudar a los niños en la comprensión de los acentos.
Comenta