Época del por qué: cuando comienzan las preguntas

A partir de los tres años, los niños empiezan a cuestionarse el por qué de las cosas. Este período es normal y obedece a que están organizando su espacio, por lo que para comprenderlo hacen preguntas.

Este proceso, que es variable en cada pequeño, tiene que ver con el desarrollo del pensamiento y es una señal de que están creciendo y desarrollando su inteligencia en forma normal.

La curiosidad que antes manifestaban mirando, llevándose objetos a la boca o manipulándolos, llega ahora al terreno verbal. En esta fase los niños descubren el mundo a través de la comunicación con los adultos, usando como herramienta el lenguaje.

Por esta razón, es muy importante tomar una actitud positiva ante sus preguntas, dando una respuesta sencilla y adecuada a su nivel de comprensión.

Si el pequeño repite varias veces la misma pregunta, probablemente no ha entendido bien y necesita una explicación más fácil o ilustrada con un ejemplo.

Si hace preguntas impertinentes, se debe aplazar la respuesta para momentos en los que estén a solas.

Otra temática frecuente son las preguntas embarazosas. No deberían existir asuntos prohibidos, la actitud ante esos cuestionamientos debe ser abierta, natural y enriquecedora.

Los especialistas recomiendan no dejar a sin respuestas a los niños, ya que una actitud negativa puede tener consecuencias en la relación a largo plazo.

Comenta