Cómo ocurre la concepción

La concepción es el acto de concibir o fecundar. Para esto, un montón de procesos son los responsables de hacer que el espermatozoide llegue hasta el óvulo, lo fecunde y así el embrión se implante en el útero femenino.

Una vez que los espermatozoides son liberados en la vagina, deben subir por el cérvix, atravesar la cavidad uterina y alcanzar las trompas de Falopio, donde con suerte, un óvulo estará esperando para ser fecundado.

La gran carrera de la fecundación

Sin embargo, el espermatozoide todavía debe ser capaz de romper la envoltura del óvulo y fertilizarlo y, después, éste debe llegar al útero y anidar con éxito.

Para llegar a las trompas de Falopio, los espermatozoides  avanzan gracias al movimiento de sus colas y en el interior del útero se activa de forma natural un mecanismo de succión, facilitando la tarea de los espermios por llegar a fecundar el óvulo.

Luego de producida la fecundación, el embrión se desplaza hasta el útero y pasados aproximadamente cinco días, se comenzará a anidar en él.

Comenta