¿Se puede continuar con la lactancia durante el embarazo?

Si la mujer está amamantando y queda embarazada nuevamente, podría seguir dándole el pecho a su hijo mayor.

La AEP (Asociación Española de Pediatría) afirma que no hay problema con amamantar durante el embarazo, aclarando que sólo estaría contraindicado cuando se hubiera diagnosticado alguna amenaza de aborto o de parto prematuro.

Sin embargo, existen algunos cambios que podrían suceder que vale la pena tener en cuenta, tales como:

  • La producción podría disminuir, sobre todo a partir del cuarto mes de gestación. Si el bebé lactante aún es menor de seis meses, es importante vigilar que reciba suficiente alimento, si es mayor puede complementar fácilmente la leche materna con otros alimentos.
  • Sensibilidad en los pechos, lo que podría generar que la succión del hijo mayor resulte incómoda.
  • El sabor de la leche se modifica a lo largo del embarazo, lo que hace que algunos niños lo rechacen y se desteten. Sin embargo, sus cualidades nutricionales siguen siendo excelentes.
  • Durante los últimos meses del embarazo se podrá observar un cambio en las deposiciones del hijo mayor -más sueltas y color mostaza, similares a las de un bebé lactante-. Esto se debe al efecto de los cambios que experimenta la leche durante el embarazo, que días antes del parto evoluciona a calostro, y en ningún caso es perjudicial para el niño

Otros temas que te podrían interesar:

Comenta