Tu hijo de 1 año y 10 meses

A mis 22 meses ya he adquirido muchas destrezas, y gracias a que todos los músculos de mi cuerpo se han fortalecido puedo realizar muchas más actividades, sobre las que involucran motricidad fina. Puede que mis piernas estén todavía un poco arqueadas, y mis pies un poco planos, por lo que me puede ser difícil mantenerme en pie mucho tiempo.

¿Cómo crezco a mis veintidós meses?

A mis 22 meses me siento mucho más independiente y quiero hacer cosas por mi cuenta, por lo que es un buen momento para que me enseñes a realizar diferentes acciones por mi cuenta. ¡Lavarme los dientes, la cara o desvestirme solito será muy agradable para mi! Si eres constante, esto servirá para adquirir hábitos de higiene y cuidado que mantendré en el tiempo.

¿Qué podemos hacer para fomentar mi desarrollo?

Durante este periodo notarás que podría interrumpir una conversación o mientras hablas por teléfono. Me gusta llamar tu atención y aún no comprendo que podrías estar ocupada.

Será muy bueno que comiences a reforzarme la importancia de ser paciente y esperar. Aún no comprendo lo que significa el tiempo, por lo que si me dices “espera un minuto” no lo entiendo del todo; será mejor si sólo me dices “ya voy, espera un poco”.

Por otra parte, te darás cuenta que me cuesta compartir con otros niños: si bien me gusta y entretiene estar rodeado de otros niños, aún no entiendo el significado de sociabilizar ni compartir. Será muy positivo que me enseñes la importancia de interactuar con otros, esto ayudará muchísimo a mi desarrollo social.

Otros temas que te podrían interesar: