Tu hijo de 1 año y 8 meses

A mis veinte meses voy dominando poco a poco mi motricidad fina. Es importante que me incentives a dibujar o a realizar actividades que me ayuden a esto. También soy mucho más ágil, y es porque mis músculos y huesos se han fortalecido muchísimo.

¿Cómo crezco a mis veinte meses?

Cada día que pasa me gusta probar nuevas destrezas, como patear una pelota o bailar. Si me pones música animada intentaré seguir el ritmo y llamar tu atención. Seguramente mi ritmo aún no está muy desarrollado, pero será muy gratificante que me alientes a seguir bailando, incluso mejor si me acompañas haciendo rondas, saltos y movimientos de brazos y piernas.

¿Qué podemos hacer para fomentar mi desarrollo?

Es posible que durante este periodo notes que ya aviso o doy señales cuando hago mis necesidades. Si me ves, puedes preguntarme si quiero ir al baño, y si te respondo afirmativamente podrías llevarme, quitarme el pañal y sentarme en mi pelela. Si hago, será muy importante que me felicites y me alientes a seguir haciéndolo más adelante. Si no pasa nada, no hay problema, podremos seguir intentándolo.

Quizás te des cuenta que he comenzado a adquirir malas costumbres como pegar o morder a mis amiguitos, o incluso a ti.

En general esto se debe a que no sé cómo expresar mi cariño. Si ves que esto sucede lo mejor será sacarme del lugar y explicar que no es correcto morder ni pegar, reforzando siempre la importancia de demostrar mi afecto de modos que no dañen a quienes más quiero.

Otros temas que te podrían interesar:

Comenta