Tu hijo de 1 año y 2 meses

Todos mis músculos se han fortalecido, especialmente los de mis piernas, que me ayudarán a moverme de un lado a otro sin cesar. Mis papás deberán tener cuidado de no que no me caiga por las escaleras, o dejar cosas peligrosas a mi alcance porque podría tener un accidente, especialmente porque estoy, sobretodo ahora, muy curioso e inquieto.

¿Cómo crezco a mis catorce meses?

Cada vez me sostengo mejor en mis piernas, mis músculos se van haciendo más fuertes, estoy aprendiendo a mantenerme de pie y agacharme, incluso podría andar caminando de un lugar a otro sin parar, por lo que será muy importante que la casa esté adaptada y libre de posibles accidentes.

Una buena idea será cubrir las tomas de corriente, bloquear las ventanas y mantener fuera de mi alcance objetos que pudieran quebrarse, así podré explorar sin peligros y mis papás podrán estar más tranquilos.

¿Qué podemos hacer para fomentar mi desarrollo?

A mis trece meses ya podría lanzarte una pelota haciéndola rodar por el piso, esperando que me la lances de vuelta. También ya soy capaz de beber de un vaso, aunque probablemente derrame toda el agua, no olvides que estoy aprendiendo, todo es nuevo para mí, por lo que debes ser paciente y enseñarme paso a paso cómo hacer las cosas.

Durante esta etapa verás que ya tengo ideas más claras y definidas sobre lo que me gusta o quiero hacer, además seré más insistente para conseguir lo que quiero. Es posible que no obedezca cuando me dices que “no” a algo, lo cual no significa que sea desobediente, sólo es porque me llama mucho la atención todo lo que me rodea y quiero descubrirlo.

Otros temas que te podrían interesar:

Comenta