Preparación para la lactancia materna

La decisión de darle o no leche materna al bebé recién nacido es un tema que genera cierto grado de discusión, encontrándose distintas posiciones incluso entre las propias madres.

Según la AAP (Academia Americana de Pediatría) la lactancia materna contribuye a la defensa contra infecciones, a prevenir alergias y a proteger de diversas afecciones crónicas al bebé, como la esclerosis múltiple, la artritis crónica juvenil, alergias, asma y dermatitis atópica.

En la misma línea, Claudia Rodríguez, matrona de la Universidad de Chile, plantea que “darle tomas de pecho al recién nacido ayuda a un mejor desarrollo físico, emocional, intelectual y psicosocial del bebé, además de entregar nutrientes en calidad y cantidad para el crecimiento y buen funcionamiento de sus órganos”.

Beneficios

La leche materna no solo tiene beneficios para el bebé, sino que también para las madres. Según la OMS al alimentar al recién nacido con ella se disminuye el sangrado post parto, se ayuda a contraer el útero, y se reduce el riesgo de desarrollar cáncer de ovario y de mama.

Claudia Rodriguez indica que no existen mujeres que hayan dado el pecho sin tener ningún problema, como dolor en los pezones o la sensación de miedo de no tener leche suficiente.

En Chile y más de 80 países se encuentra la Liga de la Leche, la que se dedica a entregar apoyo y ayudar a las madres lactantes.

Claudia Rodríguez, Matrona Universidad de Chile. Magister en Gestión y Administración en Salud.

 Otros temas que te pueden interesar: