Ser padre después de los 35

Cuando comienza la búsqueda de tener bebé, por lo general se toma en consideración la edad de la mujer. Sin embargo, estudios recientes revelan  que los hombres mayores de 35 años cuentan con un 20% más de riesgo de concebir hijos con anomalías genéticas o trastornos cromosómicos.

La Sociedad Masculina de Reproducción y Urología plantea que pasados los 35 años la posibilidad de tener un hijo con deformaciones aumenta cada año. 

Genetistas de Islandia, Dinamarca y Reino Unido publicaron un estudio, donde  se reporta que los hombres que son padres después de los 40 años tienen alrededor de un 20% más de posibilidades de tener hijos con autismo y esquizofrenia.

Otra investigación plantea que aquellos que tienen más de 35 años y cuentan con exceso de peso y acumulación de grasa en la zona abdominal son más propensos a tener menores niveles de testosterona.

Mantener hábitos de alimentación saludable, practicar deporte de manera habitual y una dieta equilibrada pueden ayudar a conservar la fertilidad.

Comenta