El primer mes de vida de tu bebé

Un mes de vida, en esta etapa el bebé ya he dejado de tener movimientos tan bruscos y poco a poco controla su cuerpo. Si te acercas y le sonríes, te sonreirá de vuelta y te haré alguna mueca.

Al recién nacido le gusta mirar objetos coloridos y de diferentes tamaños, como los móviles que pones en mi cuna, eso ayuda a desarrollar mi cerebro.

Cómo crezco en mi primer mes

Con un mes de vida me encanta mirar y chupar mis manos, estoy descubriendo las partes de mi cuerpo y los movimientos que puedo hacer con él. Mi cabeza cada vez está más tonificada y al finalizar este mes podría sostenerme sobre los antebrazos con mis manos abiertas.

Mi apariencia va cambiando día a día, seguramente ya no estoy encorvadito todo el tiempo, si me paras posiblemente me mantendré derecho y alerta.

Luego de cuatro semanas de vida, cada vez me llama más la atención mi entorno, si suena el teléfono podría asustarme y llorar. Todo lo que me muestras me interesa, me encantan los juguetes coloridos y que hacen ruido, además podrás notar que estoy bastante más expresivo a los diferentes estímulos.

Verás que sonrío si te acercas y me haces muecas, mi sonrisa cada vez es más intencional, en mis primeras semanas era sólo un reflejo, pero ahora ya me río con intención y para demostrarte lo mucho que te quiero. Seguramente notarás que cuando te veo, mi carita se llena de risa, esto es porque ya comienzo a reconocerte.

¿Qué podemos hacer para fomentar mi desarrollo?

Como ya puedo seguir objetos con mis ojos y tengo una mejor visión, sería bueno que me mostraras cosas de colores y tamaños diferentes para aprender a diferenciarlos poco a poco. Esos móviles que se pueden colgar en mi cuna, o en mi coche pueden ser una buena idea que me acompañe en esta primera etapa de mi desarrollo.

Otros temas que te podrían interesar: