La llegada de un nuevo hermano

Los bebés traen consigo una infinidad de nuevas experiencias, una madre primeriza debe aprender a cuidar y comprender al recién nacido, tarea que requiere de tiempo y paciencia.

Sin embargo, cuando se decide tener a otro bebé aparecen nuevas interrogantes e incertidumbres, como por ejemplo aprender a organizar los nuevos horarios familiares o saber manejar los celos del hermanito mayor.

Consejos para lograr equilibrar la llegada del nuevo bebé con el hermano mayor:

  • Incorporar al hermano mayor a las nuevas rutinas: si tiene la edad suficiente, podría ayudar con algunas actividades.
  • Pasar tiempo a solas con el hermano mayor: es importante que se le dedique un tiempo a solas para jugar y conversar.
  • Pide ayuda: será importante contar con una red de apoyo que le permita a la madre descansar y dormir mientras un tercero se encarga del bebé y el hijo mayor.

Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine la mejor etapa para tener un nuevo bebé es entre 18 y 24 meses luego de nacido el primero, esto por la capacidad del cuerpo femenino para recuperarse internamente.

Además, en este rango de edad el hijo mayor tiene una mayor capacidad de comprensión y se le puede explicar que será “el mayor” de la familia.

Comenta