El recién nacido de 1 semana

Es común que los recién nacidos lloren mucho, porque es la única forma que tienen para comunicarse. Aunque no hable está aprendiendo, especialmente por la asociación que hace mediante el contacto, las voces y los rostros de quienes le rodean.

Cómo me comunico cuando soy recién nacido

Seguramente ya te has dado cuenta que llorar es mi mejor herramienta para comunicarme, es la única manera que conozco de expresar si algo me sucede. Los bebés podemos llorar por hambre, dolor, sueño e incluso si siento frío, por lo que ayudará muchísimo establecer horarios para cada actividad.

Si notas que lloro mucho y me quejo como si estuviera incómodo, es posible que tenga cólicos. Alrededor de un 20% de los bebés sufrimos de esto y sólo te pediré que tengas mucha paciencia y me acurruques si me ves con malestares, porque esto se aliviará con el pasar del tiempo.

Aún falta mucho para decir mi primera palabra, lo cual no significa que no esté aprendiendo día a día. Todos los sonidos y balbuceos que hago son intentos tempranos por comunicarme, me encantará que me hables seguido, bien cerquita y me respondas con ruidos similares, será nuestra manera de conversar, y si estás lejos, será genial escuchar tu voz desde el otro lado de la habitación.

¿Cómo podemos fomentar mi lenguaje?

Los bebés recién nacidos aprendemos mediante el contacto y la relación que hacemos de esto con el rostro y voces de mis papás. Me pueden alentar con sonrisas, sonidos relajantes, caricias y cantos. Así aprendo a conocer mi entorno y a relacionarme con los demás.

Otros temas que te podrían interesar: