Tu hijo de 2 años y 11 meses

A mis 35 meses puede que necesite un momento de descanso en la tarde, lo que me puede ayudar a recuperar energías y a relajarme. Esto también puede beneficiar a mi mamá o mi papá, para que no se sientan sobrecargados de tanto compartir conmigo; en esta etapa aún son muy inquieto y quiero hacer muchísimas cosas.

¿Cómo crezco a mis treinta y cinco meses?

Físicamente soy mucho más proporcionado y estilizado. Mis brazos, piernas, tronco y cabeza están bastante más armónicos y mi cuerpo ya se parece al tuyo, pero en miniatura.

Quizás notes que soy bastante egocéntrico, me cuesta escuchar y tomar en cuenta el punto de vista de los demás. Posiblemente esto provocará que haga más berrinches: no olvides que soy un niño en pleno desarrollo, por lo que necesito que me refuercen mis límites y estructuras.

¿Qué podemos hacer para fomentar mi desarrollo?

Me escucharás negarme recurrentemente a casi cualquier solicitud y en algunas oportunidades realizaré lo contrario a lo que me pides. Hago esto para probar hasta qué punto puedo dominar la situación.

Me encanta andar en bicicleta y pedalear a alta velocidad, también me gusta columpiarme fuerte y saltar en un pie. Todo lo que implique riesgo y adrenalina querré probarlo, dame la libertad de explorar el mundo, pero enséñame a hacerlo con cuidado.

Otros temas que te podrían interesar: