El niño entre los 36 y 38 meses y su comportamiento

Al cumplir tres años estoy más confiado de mis habilidades: ya camino, corro y salto con toda seguridad y sin tanta concentración, aunque aún me cuesta un poco pararme en la punta de mis pies o hacer equilibrio en uno solo.

Mis habilidades manuales han mejorado mucho: dibujo personas que permiten identificar donde está la cabeza, brazos y piernas, aunque quizás sea un poco confuso aún.

También copio diferentes formas geométricas, como círculos y cuadrados, e incluso algunas letras como la “V”,  “A” y  “T”.

Como ya estoy más grande mi concentración ha mejorado bastante: puedo enfocarme en una actividad por un tiempo más largo, como por ejemplo pintar.

Además, estoy más sociable y entiendo mejor las instrucciones de diferentes juegos, por lo que me divierte mucho jugar a la pinta o las escondidas.

Ya entiendo las ideas más abstractas, como el significado del tiempo: puedo contarte lo que estoy haciendo ahora y lo que hice en el pasado, incluso verás que podré diferenciar los tiempos verbales, por ejemplo te contaré que ayer fui al parque y hoy iré al cine.