Tu hijo de 2 años y 9 meses

A mis 33 meses ya entiendo mejor todo lo que me rodea, y me doy cuenta de los cambios en el estado de ánimo de mis papás, o mis hermanos. Es bueno que me den una explicación cuando alguien está enojado o triste, y que además me expliquen que es absolutamente normal hablar de ello.

¿Cómo crezco a mis treinta y tres meses?

¿Te diste cuenta que ya puedo hacer muchas cosas nuevas? Ahora corro, salto, me sostengo en un pie y camino en cuclillas con facilidad, aún podría asustarme si me caigo, por lo que si estás cerca me sentiré más protegido.

Estoy comenzando a sentir curiosidad por conocer las partes de mi cuerpo, notarás que repetiré sus nombres y te preguntaré cómo se llaman aquellas que aún no identifico, incluso mis genitales. No te asustes cuando te lo pregunte, sólo dime su nombre, ya que no necesito mayores explicaciones.

¿Qué podemos hacer para fomentar mi desarrollo?

Ahora que entiendo un poco mejor lo que pasa a mi alrededor, me llaman mucho la atención los estados de ánimo del resto: te preguntaré porqué papá está enojado o mi hermano triste. Si me respondes con la verdad y en palabras simples, podré comprender que las emociones son algo normal y que está bien hablar de ellas.

Entender los estados de ánimo de los demás me permitirá conocer mejor mis propias emociones y me ayudará a saber cómo expresarme cuando sienta pena, celos o esté enojado.

Otros temas que te podrían interesar: