El niño entre los 30 y 32 meses y su comportamiento

A esta edad es probable que comience a decir mentiras, debido a que aún no soy capaz de diferenciar la realidad con la ficción, cuando esto suceda explícame porqué no se debe hacer.

También  comienzo a diferenciar formas y colores: soy capaz de insertar el triángulo, cuadrado y circulo en mi juego de encaje.

Mi habilidad para desplazar objetos más grandes y pesados ha mejorado, seguro intentaré mover los muebles de la casa.

Cada día aprendo nuevas habilidades que querré poner en práctica, como atar mi zapato, ponerme la camiseta o abrochar mi pantalón, si ves que lo intento me encantará que me felicítame.