El niño entre los 27 y 29 meses y su comportamiento

Durante este periodo te darás cuenta que ya no soy aquel niño que se caía a cada rato: ya domino mejor mis movimientos y me divierto con diferentes juegos, incluso con los más calmados, como dibujar.

Estoy cada vez más independiente y autónomo, si bien antes necesitaba de ti todo el tiempo, ahora puedo hacer varias cosas por mí mismo, como comer solo o ponerme mi ropa.

Me encantará que me hagas participar de algunas tareas de la casa, así aprenderé a colaborar, por ejemplo, ordenando mis juguetes o recogiendo cosas que estén botadas en el suelo.

Mi comportamiento puede variar durante estos meses: seguramente me enojaré y haré rabietas, pero también notarás que tengo sentido del humor y me reiré si me cuentas algo divertido.

En cuanto a mi vocabulario, verás que ya puedo decir frases de hasta cinco palabras y entenderé entre un 50% y 70% de lo que me dices. Es muy importante que me fomentes mi lenguaje: no dejes de hablarme y explicarme el porqué de las cosas, me servirá para ir comprendiendo el mundo que me rodea.