Tu hijo de 2 años y 3 meses

A mis 27 meses ya me es fácil controlar y manipular objetos pequeños con mis manos, así como armar y desarmar bloques o puzzles. Es normal que a veces me quede sumamente concentrado en una actividad y me ponga un poco mañoso porque quiero seguir jugando. Por eso deberé aprender a negociar con mis papás: jugar cinco minutos más para luego ir a comer, bañarme, o dormir.

¿Cómo crezco a mis veintisiete meses?

Aún estoy aprendiendo a controlar mis emociones, por lo que puede que haga rabietas y grite cuando me enoje o no comprenda algo, pero de a poco iré entendiendo que esa no es la manera de comunicarme.

Durante este mes notarás grandes avances en mi concentración: podré estar un largo rato pintando o armando torres sin aburrirme, incluso podría molestarme si me interrumpes. Si ya se acerca la hora de comer o ir a dormir, me gustará que me avises con anticipación, así sabré que sólo me quedan cinco minutos de diversión.

¿Qué podemos hacer para fomentar mi desarrollo?

Ya puedo correr, saltar e incluso hacer equilibrio por algunos segundos. Verás como soy capaz de manipular objetos pequeños, sacarme los zapatos y hasta sostener un vaso con una sola mano. A medida que vaya creciendo mejoraré mis habilidades de motricidad fina.

A mis 27 meses ya soy capaz de controlar el esfínter, por lo que probablemente te avisaré cada vez que quiera ir al baño. Si aún no lo hago, no te preocupes ni te enojes, ya verás cómo pronto lo comenzaré a hacer.

Otros temas que te podrían interesar: