Alimentos y su relación con la inteligencia

En general se le recomienda a los papás que comiencen a leerle a sus hijos desde que son pequeños y cuando crecen. Esto fomentará el desarrollo del intelecto, además de otras habilidades como la memoria.

La alimentación también puede ayudar a mejorar la inteligencia, ¡descubre qué alimentos ayudan! Para que los niños desarrollen mejor su cerebro y aptitudes es fundamental cuidar su alimentación.

Existen componentes que están presentes en algunos alimentos que ayudan a desarrollar el cerebro, como la colina, el monofosfato de uridina y el ácido docosahexaenoico, más conocido como DHA.

Estos componentes producen cambios químicos en el cerebro, que mejoran el desempeño de tareas, la resolución de problemas, ayudan con los ejercicios matemáticos y mejoran las capacidades cognitivas de los niños. Algunos alimentos que contienen estos compuestos son:

  • El huevo: tiene colina, lo que favorece la conexión entre las neuronas
  • Betarraga: posee monofosfato de uridina, ayudando a generar sinapsis y aumenta las habilidades cognitivas
  • Pescado azul: es abundante en ácido docosahexaenoico, un ácido graso omega 3

El cerebro de los niños está en pleno desarrollo, y los estímulos que se le entreguen favorecerán que continúe progresando y avanzando.

Por eso una buena alimentación puede influir en la “calidad” de la inteligencia de los niños. La ausencia de minerales como el hierro, por ejemplo, puede hacer que los menores presenten falta de atención, concentración, o cansancio en general, lo que los desmotiva a realizar diferentes actividades.
Otros temas que te podrían interesar: