Los efectos del tabaco sobre la fertilidad

Una de las primeras recomendaciones de los ginecólogos cuando se está intentando tener un bebé es dejar fumar.

Un fumador, sea hombre o mujer, disminuye sus probabilidades de lograr un embarazo porque los efectos que produce son comparables con tener diez años más de vida.

En el caso de las mujeres, los componentes del tabaco afectan la maduración de los folículos de los ovarios, empeoran su calidad ovocitaria y embrionaria, e incrementan las probabilidades de que los bebés tengan anomalías cromosómicas.

Cuando se combinan factores como la obesidad, el tabaco y la cafeína, se disminuye en un 30 % las probabilidades de tener un hijo. Por eso es fundamental dejar estos hábitos nocivos antes de buscar un embarazo, especialmente si se desea lograrlo en poco tiempo.

A los hombres también se les recomienda dejar el tabaco de lado mientras intentan tener un bebé. Esto se debe a que afecta la calidad de su esperma y algunos tóxicos que tiene el tabaco, podrían ocasionar lesiones en el material genético del espermatozoide, haciendo más difícil la concepción.

En caso de que una pareja deba recurrir a tratamientos de reproducción asistida, las parejas fumadoras tienen más dificultades de tener éxito. Por ejemplo, se requerirá de más medicamentos para estimular la producción ovárica, además de tener tasas de implantación más bajas.

Por eso los especialistas recomiendan llevar una dieta balanceada, y practicar ejercicio de forma periódica, lo que puede ayudar a favorecer la fertilidad.
Otros temas que te podrían interesar:

Comenta