Fecundación In Vitro

Generalmente cuando una pareja lleva más de uno o dos años intentando concebir un bebé, es por que existe algún problema de fertilidad que se los está impidiendo.

La primera técnica que usualmente se utiliza es la inseminación artificial, la cual consiste en colocar en el útero los espermatozoides seleccionados previamente de una muestra.

No obstante, existen ocasiones, o diferentes factores, que impiden que esta técnica tenga resultados positivos, por lo que se comienza a evaluar la posibilidad de realizar una fecundación In Vitro.

Este es a otro método de reproducción asistida, donde se fertiliza un óvulo con un espermatozoide dentro de un laboratorio, y luego es transferido e implantado en el útero.

Por lo general, la fecundación in vitro se utiliza cuando es el hombre quien presenta problemas de fertilidad, sobre todo en referencia a la velocidad de sus espermios.

¿Cómo funciona la fecundación In Vitro?

Este procedimiento consta básicamente de 5 pasos:

  1. Estimulación ovárica. Administración de medicamentos en la mujer con el fin de aumentar la producción de óvulos.
  2. Retiro del óvulo. A través de una cirugía menor, llamada aspiración folicular, se retiran los óvulos.
  3. Inseminación y fecundación. El espermatozoide se coloca con los óvulos de mejor calidad (inseminación) y por lo general la fecundación se produce unas horas después de la inseminación.
  4. Cultivo de embrión. Cuando se haya formado el embrión (división celular del óvulo fecundado), en el laboratorio se le hará un seguimiento para comprobar que todo siga su curso de manera óptima
  5. Transferencia de embrión. El embrión es colocado dentro del útero de la mujer. Se puede colocar más de un embrión para asegurar éxito, lo que también puede derivar en embarazos mútiples

Otros temas que te podrían interesar: