¿Por qué llora un niño si ya es grande?

Cuando un bebé nace los padres están mentalizados que llorará algunas horas al día. No obstante, a medida que crece, se espera que esto disminuya progresivamente porque el niño aprende otros mecanismos para comunicarse.

La psicóloga de familia y pareja, Anita Sepúlveda Lema asegura que el llanto es una emoción natural, por lo tanto es bueno que los niños lloren si les pasa algo, si les duele algo, si se sintieron ofendidos por alguien, etc.

“Cuando eso ocurra se debe preguntar a qué se debe ese llanto y validarlo y reforzar ese sentimiento como la pena y creerle que lo que le sucede es real y no restarle importancia, ya que muchas veces los papás frente a un llanto le decimos al niño, ‘ya no llores si no es para tanto’, lo cual hace sentir mal y optará por no contar lo que le suceda”, manifiesta.

Carlos González, pediatra español y reconocido promotor de la crianza indica “Hay quienes tienen la absurda idea de que los niños lloran para manipular, para tomar el pelo. No, los niños lloran por lo mismo que lloran los adultos, cuando se encuentran mal.

Finalmente, cuando el niño llora por algo que quiere y no puede obtener quizás una buena estrategia es distraerlo con otra actividad o situación para que concentre su atención en eso y no en lo que desea conseguir.

 Anita Sepúlveda Lema, psicóloga de pareja y familia aportó información valiosa para desarrollar este artículo. Puedes contactarla a través de su correo: anisep@hotmail.com
Otros temas que te podrían interesar: