Qué hacer cuando los niños se ponen más agresivos

Algunos niños al aprender a caminar empiezan a golpear y morder a otros niños o adultos, sobretodo cuando están nerviosos o enojados. Esta conducta es esperable como parte de su desarrollo, pero no se debe convertir en algo permanente.

Cuando los niños comienzan a manifestar estas conductas se recomienda:

  • Supervisarlos más de cerca durante este periodo. Cuando se pongan agresivos con otros niños, explícales que esto no debe suceder y consolar al niño agredido
  • Si le están pegando a alguien, se debe enseñar que eso duele y que no se debe hacer, explicándoles de una manera tranquila y pausada.
  • Si tienen hermanos no se debe permitir que peleen entre ellos, ya que luego no entenderán la diferencia de que este “permitido” pelear con los hermanos y no con otros niños.
  • No responder nunca a un niño de alguna forma agresiva, porque aprenden por imitación y luego repetirán estas conductas
  • Eliminar los “modelos agresivos”, como películas, videojuegos o juguetes que incentiven la violencia

Si bien este tipo de comportamientos puede avergonzar y generar algunos problemas en los papás, es bueno recordarle a los niños que esto es inaceptable, y que deben actuar como ellos les indican, tratando de utilizar otro lenguaje en vez de la agresividad y los golpes.

Poco a poco, con la ayuda de la familia, podrán ir controlando estos impulsos y aprendiendo a tener un comportamiento menos violento e impulsivo.
Otros temas que te podrían interesar: