Uso del sostén durante el embarazo y la lactancia

Generalmente las mujeres no saben como seleccionar el sostén adecuado y utilizan tallas incorrectas o muy ajustados, sobre todo en su contorno.

Durante el embarazo y período de lactancia es muy importante conocer las medidas y elegir uno que calce a la perfección, porque de lo contrario se podrían generar problemas de comodidad y dificultad con el flujo de la leche.

Durante la etapa de gestación el pecho normalmente aumenta una talla de copa –B, C, D– y una o dos de contorno de tórax –34, 36, 38–, al término del primer trimestre éstos adquieren el tamaño que mantendrán hasta dar a luz.

Luego del parto, cuando la bajada de la leche ocurre, los pechos nuevamente crecen y se mantienen así por al menos tres semanas, hasta que la producción de leche se regula y los senos vuelven al tamaño que tenían durante el embarazo.

Al momento de decidir comprar un sostén para utilizar durante el embarazo y la lactancia es importante tener en cuenta:

  • Tirantes y contorno elasticado ancho: ayudarán a no dañar la piel de la mujer ni provocar marcas.
  • Apertura en las copas: facilitará el amamantamiento del bebé sin necesidad de quitarse el sostén
  • 100 % algodón: durante el embarazo, y sobretodo en etapa de lactancia, los pezones se vuelven muy sensibles y la temperatura del cuerpo es más elevada de lo habitual, por lo que es recomendable utilizar algodón, porque es un material suave que permite una buena respiración de la piel

Algunos especialistas recomiendan usar el sujetador incluso cuando se duerme, para otorgarle mayor soporte a los pechos, especialmente porque están mucho más sensibles.
Otros temas que te podrían interesar: