La televisión y los niños

Actualmente muchos padres utilizan la televisión para entretener a sus hijos durante el día, o bien para distraerlos y lograr que coman sin protestar.

De acuerdo a una investigación realizada por el Children’s Hospital Boston y el Harvard Medical School, sugiere que los niños no vean televisión antes de los 2 años.

La mencionada investigación concluyó que  la exposición prolongada a la televisión produce en los niños graves problemas de atención, reducción de la calidad del sueño, además de sobre estimular su cerebro, lo que produce que luego encuentre aburrida “la realidad”.

Además, mientras los niños miran televisión pierden momentos para disfrutar de un cuento, jugar o realizar deportes, por lo que también existe relación entre el hábito sedentario de ver televisión y la obesidad infantil.

Lo mejor es preferir actividades al aire libre que favorezcan la socialización con otras personas.

Otros temas que te podrían interesar: