Cómo tranquilizar a un bebé recién nacido

Uno de los momentos que más estresa a los padres es el llanto de su bebé  sobre todo si son primerizos, por eso es importante saber qué hacer en estos momentos.

Sí el bebé ya fue alimentado y cambiado de pañal pero aún así no deja de llorar, existen algunos consejos que se pueden seguir, relajando y conteniendo al bebé.

  • Dejarlos sin ropa: cuando los bebés lloran desconsoladamente una buena idea es calmarlos quitándoles la ropa y el pañal. De esta manera, se sentirán más libres y es probable que dejen de llorar.
  • Arroparlos: al envolver a los bebés, ellos recuerdan el útero materno, por lo que se sienten más seguros y protegidos.
  • Contacto piel a piel: cuando los bebés están estresados es importante que sientan a su madre, padre o cuidador cerca.
  • Ruidos blancos: así se denominan los ruidos que recrean lo que escuchaban los bebés dentro del útero materno. Estos ruidos los relajan y se asemejan a los de la lavadora, secador o el motor del auto.
  • Música: una melodía suave o música clásica también relaja a los bebés, además de ser un estímulo para su aprendizaje
  • Olor a mamá o papá: algunos bebés se relajan si se les pasa una prenda que haya usado la madre o el padre durante el día, porque se sienten acompañados y más seguros, por lo que duermen mejor
  • Paseos: no hay nada que les haga mejor a los bebés que salir y sentir aire fresco.
  • Chupar objetos: es normal que los bebés se metan todo a la boca, porque reconocen objetos por su sabor, textura, densidad, entre otros
  • Balanceo: los bebés aman que los muevan suavemente, porque se conectan con su seguridad y el equilibrio, por eso se relajan y liberan más endorfinas, quedándose dormidos
  • Voz de sus padres: La voz de los padres les da seguridad, además de estimularlos, contenerlos y fomentar un apego seguro con el recién nacido

Un bebé que llora o está irritable puede ser muy estresante para los papás, por eso es importante que se tomen un tiempo para relajarse y de esta forma atender de mejor manera al bebé.

El cansancio y la falta de sueño no ayudan, por eso es buena la comunicación en la pareja, y que ambos contribuyan a tranquilizar al bebé.
Otros temas que te podrían interesar: