Exámenes previo al embarazo

Cuando se busca concebir un bebé, el cuerpo debe estar en óptimas condiciones, por lo que es recomendable asistir al médico para chequear que todo esté bien.

En la primera visita al ginecólogo, se realizará un examen pélvico de rutina, para asegurarse de que todos los órganos funcionen normalmente.

Otros exámenes que son recomendable realizarse son:

  • Prueba de enfermedades de transmisión sexual: tales como herpes, clamidia o incluso VIH/SIDA.
  • Análisis de orina: permite descartar la presencia de infecciones urinarias y diabetes
  • Análisis de sangre: sirve para verificar el tipo de sangre y descartar la presencia de anemia o algún otro problema
  • Control de la presión arterial: es importante saber si la mujer es hipertensa, ya que de ser así habría más posibilidades de desarrollar preeclampsia y tener problemas de placenta
  • Examen de la función tiroidea: esto en el caso que la mujer tenga antecedentes de problemas de tiroides

Dependiendo de los resultados que arrojen muchos de estos exámenes, lo más probable es que el médico pida otros para verificar, en caso de que sean negativos o positivos.

Esto ayudará a encontrar el momento más adecuado para concebir, y para esperar el embarazo de la mejor manera posible.
Otros temas que te podrían interesar: