Cómo enseñar a cepillar los dientes

Cuando los dientes de los niños empiezan a aparecer es importante ir enseñándoles a crear un buen hábito de higiene dental.

Al principio se puede realizar con un cepillo de dientes para bebés manipulado por los padres, pero a medida que adquieren mayores habilidades es importante incentivarlos a hacerlo solos.

Existen diversas maneras para ir enseñándoles a los niños a cepillar sus dientes, como:

  • Por imitación: a los niños les gusta imitar lo que hacen sus padres. Lo ideal es comprar dos cepillos del mismo color e invitarlos a imitar a sus padres mientras se lavan los dientes
  • Tú a mí, yo a ti: El niño va aprendiendo lo que significa lavarse los dientes pero los padres se aseguran que el lavado sea efectivo. Para esto hay que pedirle al niño que agarre el cepillo del adulto y lo mueva dentro de la boca, luego el adulto hace lo mismo con su cepillo y aprovecha de realizar una correcta limpieza
  • Con un piso: dejar que se suban sobre un piso para que se puedan ver en el espejo. De esta manera tendrán más consciencia de lo que está realizando y pueden ver como se lavan los dientes
  • Pasta de dientes para niños: si el niño tiene más de dos años se puede comenzar a utilizar pasta de dientes. Lo ideal es que ellos busquen la que más les guste en cuanto a sabor, color y dibujos

Es importante dejar que ellos lo intenten, al mismo tiempo de que los papás se aseguren que los dientes queden bien limpios.

Es fundamental recordarles y enseñarles que no deben comer después de haberse cepillado. Los hábitos que adquiera durante este etapa serán los que lo acompañen durante el resto de su vida.

A partir de los 3 años los niños ya comienzan a dominar mucho más la técnica, porque han adquirido más habilidades motoras que les permiten observar lo que están haciendo, al mismo tiempo que mueven sus manos para lograrlo.
Otros temas que te podrían interesar: