Feng Shui para la fertilidad

El proceso de lograr un embarazo para muchos no es fácil, es por ello que cada vez es más común que  se acerquen a corrientes alternativas con el fin de aumentar sus posibilidades de concebir un hijo.

La técnica del Feng Shui postula que la infertilidad se debe a que las energías se encuentran bloqueadas o se han estancado, por lo que se debe acomodar y modificar diferentes ambientes y puntos en el hogar, permitiendo así que la energía entre a la casa y facilite la concepción del bebé.

La energía Chi más favorable para la concepción es la norte, y el Feng Shui puede aumentar su exposición a ella si la pareja duerme en forma tal que sus cabezas queden orientadas en esta dirección.

Además, la cama nunca debe estar ubicada en la misma pared que la puerta, el baño o la cocina,  se debe evitar objetos que puedan perturbar la energía de las personas como televisores, computadores, espejos, máquinas de ejercicios, ventiladores en el techo, o plantas.

La ropa de cama debe ser de puro algodón y tonos claros, y las paredes deben estar vacías, blancas y limpias para disminuir la energía de manera tal que se cree un mejor ambiente para la concepción.

Como la idea es potenciar el sector del dormitorio hacia los niños, se deben incluir elementos que contribuyan a esto, como aquellos que invoquen la tierra o los metales.

Otros temas que te podrían interesar: