Aprende más sobre la cesárea

Por lo general, cuando se habla acerca de realizar una cesárea se debe a temas médicos que impiden llevar a cabo un parto vaginal. Los factores que generalmente aumentan las probabilidades de tener una cesárea programada son:

  • El bebé no se ha encajado correctamente
  • Tener cirugías invasivas en el útero
  • Posición del bebé: de nalgas o de lado
  • Placenta previa – la placenta es tan baja que cubre el cuello del útero-
  • VIH-positivo
  • Algún tipo de Papiloma

Existe también la posibilidad de que se produzca una cesárea no planificada, debido a que el cuello del útero detiene la dilatación y el bebé deja de avanzar por el canal de parto lo cual hace que la frecuencia cardíaca del bebé disminuya.

El padre o quien esté acompañando a la mujer dentro de la sala de operaciones podrá ver todo el proceso del nacimiento e incluso tendrá la oportunidad de tomar al bebé y entregárselo a la madre para ponerlo al pecho si así lo desea.

Es importante tener en cuenta que la cesárea es una intervención quirúrgica, la cual podría provocar dolor e incomodidad en la cicatriz, por lo que la madre necesita de mucha ayuda y apoyo con las atenciones del recién nacido para poder descansar y recuperarse de manera apropiada.

¿Cuáles son las ventajas de este proceso?

  • Potencial disminución de los riesgos asociados al parto
  • Reducción de traumatismos del parto
  • Elección del momento del nacimiento

¿Cuáles son las desventajas y riesgos de una cesárea?

  • Riesgos quirúrgicos, como infecciones. También podría existir daño en otros órganos, hemorragias, o trombosis
  • Mayor tiempo de recuperación, por ende, más días de estancia en el hospital o clínica luego del parto
  • Niños nacidos por cesárea no se exponen a las mismas bacterias benéficas (otorgan inmunidad) que los niños que nacen por un parto vaginal
  • Los bebés nacidos por cesárea tienen más riesgo de sufrir síndrome de distrés respiratorio transitorio, debido al impacto más brusco que deben enfrentar luego de salir del útero al exterior

En la mayoría de los casos, mamás y sus hijos evolucionan bien después de este procedimiento. Es fundamental consultar con el médico durante el embarazo, para que determine si se puede presentar el caso de tener que practicar una cesárea.

Otros temas que te podrían interesar: